Conoce Cuba, su gente, sus lugares, sus tradiciones, su historia y todo lo que la define como una real maravilla.

About

jueves, 6 de julio de 2017


La pasada XXXVII edición de la  Feria Internacional del Turismo, realizada en Holguin, vino a oficializar un hecho que se veía venir. Las autoridades de la industria del ocio en Cuba lanzaron a Gibara como destino turístico. En PorCubaVoy no pudimos resistirnos a visitar el lugar, sumergirnos en sus calles, mezclarnos con su gente y compartir la experiencia de disfrutar la mas nueva de las ofertas turísticas de Cuba.


El municipio de Gibara, también conocido como la villa blanca o de los cangrejos, se ubica en la costa norte del oriente cubano, en la provincia de Holguin. Su nombre proviene de un vocablo aborigen, según la versión mas generalizada de “Jiba”, que identificaba a un arbusto abundante en las tierras anegadizas de la región.

Fundada como villa en 1817, se destaca por su patrimonio arquitectónico, con un trazado casi perfecto que, luego de sumergirnos en sus calles y contemplar en detalle, pudimos apreciar en general desde el mirador. La ciudad evoca un tanto a Baracoa, la primera villa de Cuba.



La zona de Gibara, próxima a Bariay, también fue una de las primeras del país en recibir al almirante Cristóbal Colon, el cual la llamo “Rio de Mares” cuando sus naves anclaron en la mañana del 29 de octubre de 1492. Un mal tiempo fue la causa que las naves de este permanecieran refugiadas en la bahía de Gibara durante varios días, aprovechando la tripulación para explorar la zona y deleitarse con la belleza del paisaje. La Silla de Gibara, elevación mas prominente del territorio, se divisaba desde varios puntos de la bahía y así la describió el marino genovés en sus anotaciones del diario.

Por su ubicación costera y el esplendor que vivió tras la inauguración de su puerto, la ciudad era victima de ataques de corsarios y piratas, razón por la que se construyeron varias fortificaciones militares para su protección, las cuales podemos observar actualmente, siendo la Batería de Fernando VII la de mejor estado de conservación, convertida en centro cultural.

Hoy la pequeña urbe sirve de sede al festival internacional de cine, antiguamente festival de cine pobre, donde se congregan destacados exponentes del séptimo arte junto a seguidores y aficionados. También es sede del festival de música electroacústica Estereo G, que se realiza durante el verano.

Su arquitectura combina los siglos XIX, XX y XXI, apreciándose exponentes significativos de cada uno de estos. Fue declarada Monumento Nacional desde el 2003.


En el parque central de la ciudad, ademas de la parroquia, se ubica una Estatua de la Libertad. En esta localidad pudimos encontrar un monumento a las madres, algo que inevitablemente nos llamo la atención por el atinado afán de homenajear a quienes nos traen a la vida.

Existen en Gibara varios alojamientos oficiales, destacándose el hotel Ordoño y el Arsenita, a los que se unen los arrendatarios particulares. El Paseo Calle Real, sus parques y el malecón aglutinan el centro de vida de Gibara, y alrededor de ellos se ubican los principales comercios tanto privados como estatales.

Posee ademas dos parques eólicos, siendo la tercera zona del país en producir energía eléctrica a partir de fuentes no contaminantes.

Encierra Gibara un tono apacible, cálido y atractivo a la vez. Una magia que, una vez tocado por ella, te hará regresar para, junto a nosotros, seguir explorando Cuba.











Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario